Noticias Destacadas
Inicio / CERRITO / Darío Miraglio: “Cerrito ha crecido, ya no es el pueblo que era”

Darío Miraglio: “Cerrito ha crecido, ya no es el pueblo que era”

En lo que va del año, Cerrito ha experimentado diferentes emociones y situaciones en torno a la seguridad, que pusieron en alerta a la población y en muchos casos, generó indignación y enojo con las fuerzas policiales y el mismo gobierno municipal.

Para conocer la realidad en la que Cerrito se encuentra inserto, el Periódico Brújula mantuvo una excelente entrevista con Darío Miraglio, Segundo Jefe de la Comisaría local, quien remarcó que “Cerrito ha crecido, ya no es el pueblo que era”.

  • ¿Cuál es la zona en la que los funcionarios policiales de Cerrito realizan los operativos de prevención?

Nuestra jurisdicción abarca desde la Aldea Santa María desde la Ruta 10 y hasta una parte de Antonio Tomás, de ahí llegamos al límite de Puerto Curtiembre, porque ahora tiene comisaría propia y la Colonia de Cerrito. Todos los días se patrulla y se realizan operativos, en especial los fines de semana que es cuando se incrementan los controles en zonas rurales para prevenir el delito de abigeato. Dentro de la localidad realizamos control vehicular y patrullajes de mañana, tarde y noche.

  • ¿Qué debe hacer un vecino que se encuentra ante un hecho sospechoso?

En cualquier caso que un vecino presencie o sea testigo de un ingreso a un domicilio, alguien con actitud sospechosa o un hecho de abigeato, debe comunicarse con la comisaría local o con la Brigada de Abigeato que tiene una sede en María Grande.
La gente de campo que vea un auto sospechoso, deben llamar rápidamente a las fuerzas de seguridad. En Paraná Campaña, la Brigada de Abigeato tiene una jurisdicción enorme que abarca gran parte del departamento, con localidades como Viale, Tabossi, Seguí, Hernandarias y Brugo entre otras. Y siempre que pueden, colaboran en la zona rural.
Más allá de donde se llame, el mensaje es el mismo para los vecinos: que se comuniquen a la comisaría al (101).
En la ciudad, cuando la gente vea una persona sospechosa o un vehículo desconocido o sospechoso, no duden en llamar al 101 que es un número gratuito. Esto nos ha permitido llegar a tiempo y en lo que ha sido el año pasado, nos permitió aclarar algunos hechos en función a algunas personas que llamaron, como el hecho delictivo en la terminal de Cerrito.

  • ¿Qué puede hacerse en materia de seguridad y prevención?

Cerrito ha crecido, ya no es el pueblo que era antes. Ya es una ciudad y es parte del crecimiento que venga aparejado otro tipo de hechos que antes no eran comunes.
Los concejos son simples: por la noche dejar dentro de los hogares motos, bicicletas u otros elementos de valor, (ya que antes se estaba acostumbrado a dejarlos afuera) cerrar puertas y ventanas con llave, porque hemos hecho la fama de poder dejar todo abierto. Cerrito ya no es un pueblo chico, ya es una ciudad y ha cambiado con mucha gente que ha venido de afuera. No es que uno los culpe, pero ahora es mayor la población y ya no nos conocemos. En base a la prevención que nosotros hacemos, estos pasos simples en los vecinos, también ayudan a la prevención.

  • ¿Se han registrado casos de llamados con el “El cuento del tío”?

El año pasado y en las primeras semanas de marzo hemos recibido una denuncia y varios comentarios también nos llegaron, de que existen personas que llaman a los domicilios, en especial donde sean mayores de edad, a la cual tienen un ardid delictivo que se llama “el cuento del tío”. La mecánica funciona haciéndose pasar por un familiar, un hijo o hija y le dicen a la persona: “Hola mami, llama tu hijo”. Las personas ante la naturalidad de la charla, le da el nombre, a lo que el individuo que llama aprovecha la situación y le pide que prepare dinero de una misma nominación, avisándole que tiene que cambiar los billetes porque quedarán fuera de circulación. Luego les dicen que para cambiarlos deben entregárselos a una persona que pasará un día determinado a retirar el dinero. De esa manera los inducen al error, a tal punto, que logran cometer el delito de estafa.
En la mayoría de los casos, una persona se hace presente en el domicilio, retira el dinero y no aparece nunca más. La gente debe tener en cuenta que en caso de que el Nuevo Banco de Entre Ríos tenga algún pedido o necesidad de cambios, no llama a los domicilios sino que manda una carta para que uno se acerque al mismo.
Por eso, si una persona recibe este tipo de llamado, debe cortar y no brindarle ningún tipo de información personal.
En Cerrito contabilizamos tres casos de los cuales, uno realizó la denuncia pero en ninguno de ellos se logró consumar la estafa, como sí sucedió en otras localidades como Hernandarias y Crespo.

  • En cuanto a la seguridad vial, ¿se respetan menos las leyes de tránsito en Cerrito?

En la localidad la seguridad vial está bien. Por supuesto que existen personas que violan ciertas normas, a lo cual nosotros con operativos en el centro de la ciudad, ya sea como policías o en conjunto con los inspectores municipales, realizamos actas de infracción y retención de motos.
Lo que acontece, no es algo que no se pueda controlar, pero la mayoría de las infracciones se dan por las personas que conducen motos y en especial, los fines de semana en horas de la noche que es cuando hay más movimiento. Se trata de controlar en base a actas de infracción y algunas retenciones. Las faltas más comunes son transitar en motos sin casco, no llevar la documentación consigo, como carnet de conducir, seguro, tarjeta verde del moto vehículo. Pero en general la seguridad vial de Cerrito está bien vista por la gente que viene de afuera y les llama la atención de como es el manejo dentro de la localidad siendo que en otras localidades no está tan aceitado.
Como la Municipalidad no cuenta con un Juzgado de falta, ni un recinto donde guardar las motos, nosotros colaboramos guardando algunas en la comisaría.
En caso de que algún vecino vea una infracción debe llamar al 101 o a los inspectores al 0343-155331017, informar lugar y sector junto con las características del vehículo. El tema de las infracciones de tránsito son materia nuestra como policías, como también es parte de los inspectores municipales. Tratamos de trabajar en conjunto, sin dejar de descuidar nuestra función primordial que es la prevención del delito.

Fuente: Brújula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *