Noticias Destacadas
Inicio / DEPORTES / Sampaoli cambia de esquema, de arquero y apuesta a los históricos

Sampaoli cambia de esquema, de arquero y apuesta a los históricos

Después de un día agitado con reuniones entre el plantel y Chiqui Tapia, Argentina se entrenó en Bronnitsy y el DT probó con el 4-4-2 con Higuaín, Banega y Di María entre los titulares. Además, confirmó el ingreso de Armani por Caballero.

El arquero Franco Armani, el delantero Gonzalo Higuaín y los mediocampistas Éver Banega y Ángel Di María trabajaron hoy en el equipo titular del seleccionado argentino que el próximo martes jugará ante Nigeria la última carta para llegar a los octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018.

La mañana de Bronnitsy, con 32 grados a la sombra y una resolana abrasadora, encontró a los 23 integrantes del plantel argentino entrenando en el día del cumpleaños número 31 de Lionel Messi, que con sus habituales botines verde flúo se fue acomodando en las orillas del grupo de trabajo. Mientras, del otro lado, a unos 20 metros, Jorge Sampaoli iba y venía, como suele hacerlo en los partidos, con la libretita de “almacenero” en la que tenía los primeros 11 nombres para el martes.

Franco Armani; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Gabriel Mercado,y Nicolás Tagliafico; Enzo Pérez, Javier Mascherano, Éver Banega y Ángel Di María; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín, fueron los que compusieron un 4-4-2 que no solamente tiene otra vez cuatro variantes, sino que además vuelve al esquema del partido inaugural frente a Islandia.

El debut absoluto de Armani con la selección argentina en un partido mundialista decisivo, más la inclusión de tres históricos como Higuaín, Di María y Banega, marcan un nuevo cambio de rumbo, el tercero en otros tantos partidos mundialistas.

La tormenta de versiones sobre las diferencias entre los jugadores y el cuerpo técnico dejó sus secuelas, hizo daño, impactó en el seno de la delegación. Por eso hoy algunas caras visibles como la del presidente de AFA, Claudio Tapia, y Mascherano salieron a aclarar las cosas. Pero los esfuerzos parecen infructuosos dado el “modo avión” con que se manejó el grupo durante el entrenamiento, siempre en silencio, sin las risas ni las bromas habituales, con rostros abrumados por la frustración y la presión.

Fuente: Super Deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *