Noticias Destacadas
Inicio / OTRAS / Las 6 drogas que más se consumen en el mundo y lo que le hacen a tu cuerpo

Las 6 drogas que más se consumen en el mundo y lo que le hacen a tu cuerpo

Sobre las drogas se habla mucho pero se sabe muy poco. Seguí leyendo y salí de la ignorancia.

En el mundo hay alrededor de 300 millones de consumidores de drogas, según un informe de la ONU. Todos los días se habla acerca de los problemas del narcotráfico como si la droga fuera una misma cosa, cuando en realidad existen muchísimas variedades con efectos, negociados y consecuencias distintas sobre la salud. En esta nota te contamos cuáles son las más famosas, por qué las eligen los consumidores y cuáles son los riesgos.

1- CANABBIS

En el mundo más de 230 millones de personas la consumen. Es la droga ilegal con más aceptación social, los derivados del canabbis son la marihuana y el hachís. En muchos países su consumo está despenalizado e incluso algunos utilizan el cannabis como una sustancia beneficiosa para el tratamiento de diversas enfermedades como el cáncer. El efecto depende de la persona, pero va desde la relajación del cuerpo, hasta el aumento de la percepción sensorial y la sensación de calma y bienestar generalizado. Dentro de sus efectos nocivos, está la pérdida de memoria y de concentración.

2- COCAÍNA

Es una de las drogas que más narcotráfico y adicción genera. La mayor cantidad de cocaína se produce en América Latina, y España y Argentina son los países con más cantidad de consumidores. Según estadísticas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el 2,6% de las personas de entre 15 y 64 años reconoció haber tomado al menos una vez en el último año. Los efectos son casi inmediatos a la ingesta de una dosis y no duran más de una hora. Se trata de un estimulante que provoca euforia, sensación de alerta -que muchas veces se transforma en paranoia-, aumenta la actividad, la fluidez en la conversación y la energía. Algunas de las complicaciones más frecuentes son: alteraciones en el ritmo cardíaco, vértigos, espasmos y problemas neurológicos.

3- ANFETAMINAS

Son un estimulante del sistema nervioso central. Se venden en forma de pastillas y cápsulas. Producen hiperactividad, sensación desbordante de energía y sentimientos de grandeza. También provocan depresión, irritabilidad, trastornos de amnesia y de ansiedad.

4- ÉXTASIS

Es una droga de diseño -fabricada en un laboratorio- conocida como “la droga del amor”. Contiene MDMA, y al liberar serotonina, la hormona asociada al placer y a los sentimientos de empaía y felicidad, provoca subidones de euforia. Los efectos duran alrededor de seis horas. Al consumirla aumenta la frecuencia cardíaca y la temperatura del cuerpo. Hay riesgo de hipertensión,deshidratación, ataque cardíaco e insuficiencia renal. En nuestro país el 2,3 por ciento de los estudiantes secundarios consumió éxtasis, según el informe de la Secretaría de Prevención de la Drogadicción.

5- LSD

Conocido como ácido, es una droga psicodélica. Sus efectos -dependiendo de la dosis y la persona que consuma- varían entre pequeñas distorciones perceptivas y un incremento de la sensación de bienestar, hasta viajes alucinógenos que llegan a durar más de 24 horas. El riesgo se relaciona a la posibilidad de un llamado “mal viaje” que cause ataques de pánico, ansiedad y pérdida de control emocional. Las personas con tendencias a desórdenes psicológicos tienen un riesgo alto de padecer episodios de psicosis.

6- HEROÍNA

Es una droga semi sintética derivada de la morfina. Durante los años 90 fue furor y causó alrededor de 1000 muertes al año, hoy la tasa de adictos y sobredosis es menor pero aún persiste. «Los opiáceos generan tolerancia, los adictos cada vez van consumiendo cantidades mayores, porque su organismo lo tolera. Hay veces que dejan de consumir, porque ingresan en prisión o en centros de desahabituación, y si recaen tienen mayor posibilidad de sufrir una reacción adversa”, explica Sérgio Sánchez, del Instituto Nacional de Toxicología de Madrid. Se trata de una droga altamente adictiva que tiene graves consecuencias sobre el usuario individual – VHI, tuberculosis, disminución de la actividad cardíaca, etc-  y también un alto impacto social. La heroína provocaefectos instantáneos en el cerebro: sensación de bienestar, placer y somnolencia.

Fuente: Rumbos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *